Cómo distribuir y reutilizar tu contenido de forma eficiente

Cómo distribuir y reutilizar tu contenido de forma eficiente

Esta estrategia fue popularizada por Gary Vee en el artículo How To Grow And Distribute Your Brand’s Social Media Content, pero es básicamente la estrategia de distribución de contenido utilizada por las grandes empresas y marcas con presencia en los medios digitales.

Este modelo plantea una estructura de pirámide invertida. Esto se debe a que se parte de de un “Contenido pilar”, que es el de mayor longitud, y se va desmenuzando y redistribuyendo en piezas de contenido de menor tamaño a lo largo de diversas plataformas hasta llegar a la versión más pequeña de ese contenido pilar (o incluso un fragmento de él).

No queda del todo claro, ¿no? 🤔

Voy a poner como ejemplo mi caso personal:

1. Partir de un contenido “pilar” de larga duración

En mi caso, el punto de partida es mi podcast. Este es el formato de mayor longitud en el cual se desarrolla un tema en particular y dura generalmente entre 5 y 10 minutos (a veces un poco más). Podría ser también un video en YouTube. Ya sea en formato de video o audio, lo importante es que este va a ser el contenido pilar del cual van a derivar las piezas de contenido restantes.

2. Convertir el contenido multimedia a texto

El segundo paso en mi proceso de distribución de contenido consiste en desgrabar las conversaciones en audio para convertirlas a texto. Esto da como primer resultado una nueva entrada para el blog, aunque también podría ser un post para plataformas como Medium, Quora, o incluso Linkedin.

Ventajas de convertir los podcasts o videos a texto

  1. El contenido que estaba disponible para búsquedas en Spotify o Apple Podcasts ahora también está posicionando en Google.
  2. Ahora dispongo de esa pieza completa en formato escrito, lo cual me facilita reducirlo para crear piezas más pequeñas y así avanzar con la siguiente parte de la pirámide.

3. Generar micro-piezas listas para ser distribuidas

El último bloque de la pirámide consiste en tomar el artículo escrito de la etapa anterior y adaptarlo a pequeñas piezas para ser distribuido a lo largo de las redes sociales que sean relevantes para nuestro negocio o industria. En mi caso, utilizo Instagram, Facebook y Linkedin, pero vale para cualquier red social en la que se encuentre nuestro público objetivo.

No te olvides del feedback

Si bien la pirámide invertida termina acá, la estrategia sigue. Un aspecto clave es escuchar a nuestra audiencia. Esto no es más que leer comentarios y consultas que puedan surgir para crear nuevas ideas que deriven en otro contenido pilar y a su vez en micro-contenidos que se reutilizables. De esta forma nos aseguramos de estar generando constantemente conversaciones relevantes para nuestro público y no quedarnos sin ideas en el camino.

¿Es ésta una estrategia nueva y súper-innovadora? Definitivamente no.

Sin embargo, con este pequeño aporte vas a poder sacar el máximo provecho de tu contenido y economizar tus esfuerzos a la hora de repartirlo a lo largo de todas tus plataformas 😉.

Deja un comentario

Cerrar menú