¿Cómo registro mi emprendimiento o startup en AFIP? Monotributo al rescate

A la hora de comenzar un nuevo proyecto, suele empezar también la incertidumbre respecto a la elección del tipo societario más adecuado para poder cumplir con las obligaciones fiscales, tales como facturar y pagar impuestos.

Llegado el caso, es muy común que en medio del fervor en torno al surgimiento de un nuevo emprendimiento, se tomen malas decisiones a la hora de inscribir una startup en AFIP.

El principal error suele ser optar por constituir una sociedad, ya sea Sociedad Anónima (SA), Sociedad de Responsabilidad Limitad (SRL) o una Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) cuando el proyecto en realidad no lo amerita (o al menos no todavía).

Lo más conveniente en la mayoría de los casos suele ser comenzar por las estructuras más simples que nos permitan poner nuestra nueva empresa en regla sin tener que afrontar altos costos de constitución y mantenimiento desde el momento cero, cuando el proyecto todavía no ha comenzado a dar sus frutos.

Ya va a haber tiempo, una vez que el negocio y el monto de facturación comiencen a crecer, para pensar en una forma societaria de mayor tamaño. De momento, la recomendación más frecuente en casi todas las ocasiones suele ser inscribirse en el monotributo para comenzar a darle vida a nuestro proyecto.

¿Qué es el monotributo?

El monotributo es un régimen simplificado pensado para pequeños contribuyentes que permite cumplir con la obligación de pagar impuestos ante la AFIP mediante una única cuota fija al mes. Esto hace que los trabajadores independientes dejen de lado la informalidad y además puedan gozar de una obra social y realizar aportes a su jubilación.

 

¿Por qué debería inscribirme como monotributista? Ventajas y beneficios

Pagar tus impuestos de forma simple y rápida

Una de las principales ventajas de ser monotributista consiste en poder unificar varias obligaciones impositivas en un sólo pago. Cuando se abona la cuota del monotributo, en realidad se está pagando:

  1. Impuesto a las Ganancias
  2. Impuesto al Valor Agregado (IVA)
  3. Aportes al Régimen Previsional Público del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP)
  4. Aporte al Sistema Nacional del Seguro de Salud.

Tener cobertura médica a través de una obra social

El pago de tu monotributo te permite también tener acceso a una obra social. No existe una obra social para monotributistas definida, sino que la misma se puede elegir libremente. Además, contas con la posibilidad de adherir a los miembros de tu familia.

Acceder a una jubilación en el futuro

Una proporción de la cuota del monotributo consiste en un aporte fijo destinado a la jubilación. Esto te va a permitir realizar los aportes jubilatorios correspondientes mientras desarrollas tu actividad como trabajador independiente.

 

¿Cómo sé si puedo ser monotributista?

Podés comenzar tu emprendimiento inscribiéndote en el monotributo si:

  • Sos una persona física dedicada a la venta de cosas muebles, prestaciones de servicio y/o locaciones.
  • Sos un trabajador independiente (autónomo) mayor de edad, sin empleados a cargo ni local de venta al público.
  • Si sos parte de una sociedad de hecho de hasta tres (3) socios.
  • Si formás parte de una sucesión indivisa que continúa realizando la actividad de un monotributista fallecido.
  • Si formás parte de una cooperativa de trabajo.

No podés estar en el monotributo si:

  • Formás parte de una sociedad (SA, SRL, etc) o te dedicás las tareas de dirección, administración o conducción de la misma.
  • Realizás más de tres (3) actividades a la vez o tenés más de tres (3) locales comerciales.
  • Si el precio de venta de los productos que vas a comercializar es mayor a $15.000.
  • Si tu emprendimiento consiste en la importacion de bienes muebles.

Otro asunto a tener en cuenta a la hora de saber si conviene o no optar por este régimen es el segmento de mercado al cual se apunta.

Si el producto o servicio que ofrece la startup en cuestión es B2C (Business to consumer, es decir, de la empresa al consumidor) no debería haber impedimento alguno para comenzar siendo monotributista.

Si en cambio estamos apuntando al segmento B2B (Business to business, es decir, de empresa a empresa) cabe la posibilidad de que mis clientes no acepten una factura tipo “C” como la que se emite desde el monotributo, aunque esto no necesariamente debe ser así.

Inscribirse en el monotributo

Una vez que ya estamos convencidos de que nuestro negocio encuadra en la figura del Régimen Simplificado y estamos listos para dar el primer paso surge la pregunta: ¿Cómo hago para ser monotributista?

 

ACTUALIZACIÓN:

Ahora la AFIP permite obtener el CUIT y la Clave Fiscal de manera digital. Para realizar el trámite simplemente tenés que ingresar al link y realizar la carga de datos solicitada. Es importante tener en cuenta que sólo vas a poder realizar el trámite si contás con el nuevo DNI digital. De lo contrario, sigue existiendo la posibilidad de obtenerlo en las agencias de AFIP como te explicamos a continuación.

 

Poseer la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT)

Para ser monotributista es requisito haber realizado el trámite de obtención de la CUIT. El mismo se debe realizar en forma personal en la agencia de AFIP correspondiente a tu domicilio. En el siguiente enlace podés consultar cuál es la dependencia de AFIP que te corresponde de acuerdo al lugar donde vivís.

Obtener la Clave Fiscal para operar en AFIP

La Clave Fiscal es una contraseña que permite operar a través de la página web de AFIP y realizar trámites, presentaciones, pagos y más. A través de este medio tendremos que realizar la adhesión o alta de monotributo

¿Cómo obtengo la Clave Fiscal?

  1. Ingresar al sitio web de AFIP: Sistema de turnos
  2. Ingresa tu número de CUIT
  3. Ingresar tipo de trámite: CLAVE FISCAL PERSONAS HUMANAS
  4. Seleccionar agencia de AFIP según el domicilio que corresponda
  5. Seleccionar día y hora para concurrir a realizar el trámite

¿Qué documentación necesito?

  1. DNI (original y fotocopia)
  2. Formulario 460/F de AFIP. Es necesario completar con los datos económicos, tributarios y de seguridad social.
  3. Dos (2) documentos que acrediten tu domicilio, entre los cuales se encuentran:
    • Certificado de domicilio expedido por la autoridad policial.
    • Original y fotocopia de la factura de algún servicio público a tu nombre.
    • Original y fotocopia de un extracto de tu cuenta bancaria o de un resumen de tu tarjeta de crédito.
    • Original y fotocopia del título de propiedad o contrato de alquiler.
    • Original y fotocopia de la habilitación municipal o autorización municipal equivalente.
    • Original y fotocopia de acta de constatación notarial.

Cómo realizar el trámite de alta o adhesión al monotributo

El paso siguiente una vez obtenidos el CUIT y la Clave Fiscal consiste en realizar el trámite para inscribirse como monotributista ante la AFIP. Para ello se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Iniciar sesión con clave fiscal en el sitio web de AFIP.
  2. Aceptar tus datos biométricos (foto, firma) previamente registrados en la agencia a la cual acudiste.
  3. Declarar las actividades económicas que deseas llevar a cabo. Para ello, acceder a la opción Sistema registral y posteriormente a Registro tributario. Llegado este paso, se desplegará una lista de opciones entre las cuales se debe elegir el ítem Actividades y buscar aquella actividad que sea igual o similar a la realizada.
  4. Para comenzar el trámite de adhesión / empadronamiento seleccionar el perfil Monotributo (ubicado dentro de Sistema registral, y a su vez Registro tributario, es decir, donde habíamos ingresado previamente). Luego hacer click en adhesión, ingresar el número de CUIT y generar la declaración jurada.
  5. Confirmar el domicilio fiscal elecrónico.
  6. Ingresar los datos correspondientes a la actividad que se va a realizar para determinar así la categoría de monotributo.
  7. Optar por una obra social (en caso de que corresponda). También existe la posibilidad de agregar adherentes a la obra social pertenecientes a tu grupo familiar.
  8. Para finalizar el trámite de inscripción enviar el formulario, confirmando así los datos ingresados.

 

Vigencia del monotributo

El régimen simplificado para pequeños contribuyentes se caracteriza por tener una recategorización obligatoria para aquellas personas que tuvieron cambios en su facturación durante los últimos 12 meses.

La recategorización de monotributo en 2018 se debe realizar dos veces al año, en los meses de enero y julio. Un contribuyente puede, como consecuencia de esta presentación, subir o bajar de categoría.

Existen casos en los que la AFIP puede subir de categoría el monotributo de forma automática. El caso más claro puede darse cuando los gastos con tarjeta de crédito o los depósitos bancarios hagan presuponer un ingreso mayor al declarado para la categoría en cuestión.

 

Categorías del monotributo

Las diferentes categorías del monotributo se establecen según factores como los ingresos brutos anuales, la energía eléctrica consumida, o la superficie afectada por el local o empresa en cuestión. Cuanto más alta sea la categoría asignada, mayor será el impuesto que deberá ingresar, pero también serán mayores los límites de facturación anuales junto al resto de los parámetros.

A continuación podés ver la tabla de categorías de monotributo de AFIP para el 2018 en formato PDF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *