Multipotencialidad: Por qué no tengo una verdadera (o única) vocación

“¿Que querés ser cuando seas grande?”

Ésta es una pregunta que se nos suele hacer cuando tenemos apenas unos pocos años de edad, y es habitual que se vaya repitiendo a lo largo de nuestra vida a medida que pasa el tiempo.

Al principio no se le da verdadera importancia y es normal responder a esa pregunta afirmando que queremos ser astronautas, piratas, artistas o incluso algún que otro superhéroe. Sin embargo, según pasan los años, las respuestas infantiles dejan de tener validez y es posible esa bendita pregunta nos comience a generar algo de ansiedad.

Y es que, al elegir una respuesta, se supone que estamos eligiendo en realidad un camino. Estamos renunciando a muchas otras vidas paralelas las cuales podríamos haber dedicado a hacer algo totalmente distinto. Es ahí cuando más de uno se estanca y piensa: No sé que hacer con mi vida.

No todo el mundo tiene la facilidad para decidir en un instante qué es aquello a lo qué quiere dedicar el resto de sus días (ni que hablar de tomar esa decisión a los 18 años antes de comenzar la universidad, como es habitual que suceda).

¿Y si no pudiéramos elegir un único camino, porque en realidad tenemos múltiples áreas de interés?

Analicemos el siguiente patrón: Una persona siente curiosidad acerca de un tema en cuestión (podría ser: tecnología, psicología, música, etc), se zambulle de cabeza en todo el conocimiento que pueda encontrar, lo pone en práctica como un hobby hasta que se da cuenta que está comenzando a dominar el área en cuestión. Inmediatamente, cuando aquello dejar de ser un reto, se aburre y simplemente pasa otra cosa que atrae su interés nuevamente El ciclo se repite varias veces a lo largo de la vida. ¿Te suena familiar?

El término multipotencial (multipotentialite en inglés) se hizo popular en el año 2015 en una una charla Ted de Emilie Wapnick.

En el campo de la biología, una célula multipotencial es aquella a partir de la cual pueden nacer varias células con funciones diferentes. En las personas, la multipotencialidad hace referencia a multiplicidad de vocaciones e intereses que se pueden desarrollar simultáneamente en un único individuo.

“La innovación nace a partir de la intersección entre dos campos de intereses. Es ese el momento en el que surgen las nuevas ideas.” ~ Emilie Wapnick.

Otra expresión que llamó mi atención para hacer referencia a este tipo de personalidades es persona del renacimiento. El término cobra sentido dado que, en la época renascentista, se atribuía un especial valor a aquellas personas que dominaban múltiples y varias áreas del conocimiento en lugar de aquellos que limitaban su sabiduría a una única cuestión y se especializaban al máximo.

Multipotencialidad vs especialización

Dado que nuestra cultura nos empuja a tomar el camino de la especialización, es normal que individuos con personalidades multipotenciales o renascentistas sientan culpa o ansiedad por no encasillar su vida en una única profesión. Sin embargo, es necesario comprender que este pensamiento está cerca de ser obsoleto. De hecho, el mercado laboral muestra una tendencia cada vez mayor a requerir personal que domine varias áreas de interés.

Espero que esta idea no se mal interprete: no hay nada malo con especializarse al 100% en algo. De hecho, es necesario para el desarrollo de nuestra civilización que hayan personas así (y en cierto punto envidio que tengan una vocación tan marcada).

Por ponerlo en un ejemplo, no me sometería una operación delicada con un neurocirujano que al mismo tiempo estudia publicidad, tiene una banda de rock, y se dedica a operar cerebros sólo una vez a la semana. En este caso elegiría al neurocirujano que dedica todos los días de su vida a poner en práctica y desarrollar su especialidad.

Sin embargo, cuando se trata de temas menos delicados que la salud como puede ser el ámbito empresarial, el hecho de tener más de una vocación puede aportar un valor agregado en las compañías.

Ventajas de ser multipotencial (o tener más de una especialidad o vocación) en el mercado laboral actual

Innovación

Está comprobado que el cruce entre dos o más áreas de conocimiento estimula la creatividad y facilita la el desarrollo de nuevas ideas. Esto logra que un sujeto que desarrolla su interés por múltiples áreas pueda aportar un valor agregado fundamental en una empresa que se encuentra en busca de la innovación.

Aprendizaje Rápido

En un mundo volátil, incierto y complejo y ambiguo (VICA según explica Alejandro Melamed en su libro “El futuro del trabajo y el trabajo del futuro) es cada vez más habitual que las reglas del juego se mantengan en constante cambio. Esto lleva a que el conocimiento que habíamos adquirido el día de ayer pueda quedar totalmente obsoleto. Es en ese momento donde entra en juego la habilidad incorporar rápidamente nuevos conocimientos, algo que  se encuentra en la naturaleza de las personalidades multipotenciales o renascentistas.

Este hecho se debe simplemente a que a lo largo de su vida han sido novatos en diferentes temas más de una vez y han sabido desarrollar su conocimiento en torno a ello (algo que no sucede con la persona que no volvió a tocar un libro desde sus días en la universidad).

Adaptabilidad

Se puede definir como la habilidad de convertirse aquello que sea necesario dada una situación particular. El hecho de poder tomar varios roles en función de las necesidades del mercado y de los clientes otorga más valor a quienes puedan hacerlo correctamente, a diferencia de las personas que se encuentren encasilladas en una única función estática.

Estas tres habilidades adquieren cada vez más valor en el mercado con el paso de los años, y correríamos riesgo de perderlas si fuésemos obligados a encasillar nuestro interés y concentración en una única dirección.

“La especialización es para los insectos.” ~ Robert Anson Heinlein

El mundo se enfrenta a problemas cada vez más complejos y rebuscados y esto pone en requerimiento pensamientos e ideas ingeniosas, creativas y poco convencionales para poder afrontarlos.

Como si lo anterior fuera poco, seguir todas nuestras pasiones y dedicar tiempo a cada uno de nuestros intereses contribuye a una vida más auténtica y llena de significado.

El mundo está cambiando y se requiere cada vez más gente versátil y adaptable a los cambios.

Multipotenciales, el mundo los necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *