¿Te gustaría convertir a tus visitas en clientes y hacer que tu negocio despegue de una vez por todas?

Mi nombre es Marcos, vivo en Buenos Aires, Argentina y trabajo como copywriter web. Mi misión es ayudar a negocios y emprendedores digitales a mejorar su presencia en las redes y vender más. Pero no siempre fue así, mi camino tuvo varias ideas y vueltas…



 

¿Cómo llegué hasta acá?

El 24 de junio del 2000 me regalaron mi primera PC con conexión a Internet y me volví realmente loco. No podía despegarme del monitor de tubo de ese Pentium II (un maquinón para la época).

A partir de ese día desarrollé un gran interés por las computadoras, pero sobre todo por el mundo de Internet.

A los 13 años creé mi primer sitio web utilizando herramientas como Dreamweaver y Flash. Se trataba de un portal de humor que nunca nadie visitó más que yo mismo…

Luego le siguió una web sobre mi equipo de Counter Strike (por aquel entonces dedicaba varias horas de ocio a los videojuegos).

Ya por el año 2008 más tarde terminé el colegio secundario y sin cuestionarlo comencé a estudiar informática en la universidad. Tantas horas de mi vida sentado frente a la computadora me decían que esa era la carrera para mí.

Sin embargo, después de pasar días enteros sumergido en libros de redes, programación y álgebra decidí que “no era lo mío” y cambié de rumbo. Decidí estudiar Ciencias Económicas, lo que me llevó a cursar 2 años la carrera de Comercio Internacional para finalmente terminar graduado como Contador Público.

 

 

A pesar del camino recorrido, soñaba con poder ganarme la vida a través de internet. No dejaba de leer historias acerca de nómadas digitales y emprendedores que lo habían logrado, y me preguntaba por qué yo no podía. Decidí no quedarme de brazos cruzados y hacer algo al respecto.

En el 2017 me puse manos a la obra y comencé un blog de nicho en WordPress. Aprendí SEO con el objetivo de poder posicionarme entre los primeros resultados de Google. ¡Y lo logré! Increiblemente mi sitio recibía miles de visitas al día.

El siguiente paso fue encontrar la manera de monetizar esas visitas. La primer opción fue implementar Google AdSense, y los resultados fueron mejor de lo esperado.

También tuve la oportunidad de trabajar con marketing de afiliación ofreciendo productos a través de Amazon a cambio de una comisión. Esa época me abrió los ojos frente a la increíble cantidad de formas que existen de monetizar el contenido de una web.

 


Y entonces llegó el Copywriting

Un día cualquiera, mientras navegaba en Udemy (una web de cursos pagos online) en busca de capacitarme para llevar a cabo un nuevo proyecto, leí acerca de algo llamado Copywriting. Ahí empezó todo.

A pesar de haber tenido desde pequeño facilidad para comunicar por escrito nunca había creído posible hacer de la escritura una profesión. Hasta ese día.

Casi de inmediato comencé a formarme en el arte del Copywriting y otras áreas relacionadas con el marketing digital y no me detuve hasta el día de hoy.

Cursos online, manuales, libros y decenas de horas analizando sitios web para descubir puntos débiles y ver qué aspectows se podíam mejorar para llegar mejor al cliente y hacer más efectivos los textos.

Llega el año 2018, en el que decido crear mi web y mostrar quién soy, qué hago y por qué lo hago. Estoy acá para ayudar a emprendedores digitales y negocios de hoy en día a mejorar su presencia en Internet, comunicar mejor a sus clientes y vender más.

 


5 cosas sobre mí:

  • Me gustan los libros, principalmente biografías, libros de negocios y desarrollo personal.
  • Soy fanático de los podcasts y tengo decidido hacer uno algún día.
  • Fui baterista, bajista y guitarrista. En una época me juntaba muy seguido a tocar con amigos, pero con el paso del tiempo decidí quedarme sólo con mi guitarra acústica.
  • Intento llevar un estilo de vida minimalista dentro de lo posible, sin llegar al extremo.
  • Necesito hacer ejercicio y comer sano la mayor parte de la semana para sentirme bien (aunque los findes me doy algún que otro gusto).

 

¡Espero no haberte aburrido con tanto bla bla! Ese soy yo, y estoy dispuesto a ayudarte.

¿Trabajamos juntos?